Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Relaciones con las personas

-???-


Cómo trabajar con tu enemigo

Relaciones con las personas > Tratar con personas difíciles

Trepas, pelotas, escaqueados y hasta caraduras son algunos de los tipos más indeseables que habitan en la jungla de la oficina.

Domarles y convivir con ellos es relativamente sencillo hasta que se convierten en enemigos.

Son lobos con piel de cordero ante los que conviene estar alerta: a veces tu peor contrincante no está en la competencia… se sienta justo a tu lado.


Cómo trabajar con tu enemigo

Pasamos buena parte de nuestra vida en la oficina, rodeados de personas de toda índole, clase y condición a las que apenas conocemos. Las relaciones laborales son eso, laborales y conviene no confundirlas con las personales. En momentos tan duros como los que vivimos, en los que los despidos, las bajadas de sueldo y las promociones inexplicables están a la orden del día, mantener el puesto de trabajo despierta el instinto de supervivencia profesional.

¿Qué actitudes convierten a tu mejor colega en un enemigo? Eva Rimbau, profesora de la UOC y experta en dirección de recursos humanos, tiene la respuesta: “Es especialmente peligroso el compañero que parece simpático y comprensivo, que te invita a contarle tus problemas y que luego utiliza esta información en tu contra”. Pero lo peligroso viene después: “La información que habrá dado de ti no será del todo falsa, sino una interpretación malévola de la realidad, lo que hace difícil poder negarla”.

Lo más duro de vivir situaciones de este tipo de trabajar con tu enemigo es que dejan poco margen para la réplica. Corres el peligro de salir perdiendo si tratas de defenderte del presunto agravio. Esos personajes son especialmente maquiavélicos y es complicado pillarles en un renuncio. José Manuel Chapado, socio de Isavia, advierte que su ambición desmedida y la envidia les delata: “Las personas pierden el norte cuando su ego les puede y les domina. Viven hacia fuera y acaban padeciendo la desconexión con su propio interior, que es el lugar donde anidan los principios y los valores de las personas”.


Cómo trabajar con tu enemigo


Cómo vencerle

Conseguir acorralar al enemigo es fundamental para ganarle la batalla. Una de las pistas de Chapado para quitar la máscara a estos compañeros es observarles: “Se les descubre cuando empiezan a comportarse de forma poco natural. No son como siempre han sido. El amigo de antes se convierte en un enemigo emboscado porque se comporta raro: con un exceso de simpatía o halagos con los que intenta ocultar sus verdaderas intenciones, o bien con una distancia y sobriedad que antes no practicaba”.

Si percibes alguno de estos comportamientos no pierdas las formas. Recuerda que tú eres un profesional. Procura tener la mente clara y “evitar las reacciones airadas y los comentarios o cotilleos con compañeros y compañeras”, recomienda Rimbau, quien sin embargo afirma que dejarlo pasar no es una opción, “porque la situación no mejorará”.

A veces una conversación privada puede ser la mejor vía para firmar la paz. Si no da frutos, el consejo de Rimbau es mantener una nueva charla… en público, “siempre controlando las propias emociones. Así no le resultará fácil volver a culparte de cosas que no has hecho, ni podrá decir que le acusaste de forma airada y sin fundamento”, asegura. Si aun así la situación se vuelve insoportable, esta experta en dirección de recursos humanos aconseja al ofendido que solicite un cambio de aires, “a otro departamento dentro de la misma empresa o nuevas oportunidades laborales en otra compañía”.

Qué tiene que hacer el jefe

Estas situaciones son la mejor oportunidad para que el líder haga valer su cargo. “Los jefes tienen que actuar, es la mejor opción a la peor posible: no hacer nada. Dejar dormir los conflictos hasta que se resuelvan por sí solos es la forma más nociva de proceder”, señala Chapado. Pero para tomar cartas en el asunto hay que saber estar al tanto “preguntando a unos y otros, sin ánimo de cotilleo”, añade.

La mejor receta para librarse de los enemigos, sin que tenga un impacto negativo en la productividad, es anteponer el trabajo a cualquier conflicto. El socio de Isavia recuerda que “todas las energías, recursos, esfuerzos y tiempos destinados a las guerras internas son detraídas de la productividad y la eficiencia”.

Rimbau concluye que, quizá no sea sencillo librarse de los enemigos, pero es posible contrarrestar sus actuaciones: “Demostrar de forma consciente que eres un buen profesional y un buen jugador de equipo es la mejor manera de contrarrestar la acción del trepa”. ¿Te atreves?

Fuente: http://bit.ly/2hntKnw

¿Cómo haces tú para lidiar con este tipo de personas y comportamientos? Deja un comentario más abajo para compartir tus conocimientos con nosotros.


.

LA SABIDURIA SECRETA DE MAQUIAVELO

Ahora puedes conocer todos los conocimientos que ocultaba en su obras

Carlos Martín Pérez


Todos conocemos la expresión “maquiavélico” y la asociamos, en el mejor de los casos, a algo malvado, retorcido y astuto. En realidad, la obra de Maquiavelo nos desvela los secretos de los juegos de poder.

Descargar Demo Libro PDF


En este libro podrá leer sabios consejos intemporales de Maquiavelo sobre la naturaleza humana, el gobierno de los hombres, cómo actúa la diplomacia y cómo vencer en un conflicto.

Como Maquiavelo, sabrá cómo enfocar y resolver problemas cotidianos, así como conocer facetas de la psicología humana que no son políticamente correctas.

Entenderá la mente de Maquiavelo


Sencillo, fácil y explicado con ejemplos

Lo lees y ya lo practicas


-???- | -???-